Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP)

27.03.2009, 9:49

La Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) es la universidad pionera y decana en España en Cursos de Verano y Cursos de Lengua y Cultura Española para Extranjeros.

En la actualidad, a sus actividades académicas tradicionales que tienen lugar durante el verano boreal en el Palacio de la Magdalena de Santander (Cantabria), su sede más emblemática, y a los cursos de castellano para extranjeros que se desarrollan durante todo el curso académico en el Campus de Las Llamas, también en Santander, la UIMP incorpora a su oferta académica la organización y desarrollo de enseñanza oficial de posgrado, homologada dentro del marco europeo de enseñanza superior.

La UIMP imparte Másters en diversas áreas de conocimiento: Máster en Enseñanza del Español como Lengua Extranjera, en alianza con el Instituto Cervantes; Máster en Energías Renovables y Pilas de Combustible e Hidrógeno, realizado en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); Máster en Economía y Finanzas, posgrado realizado en CEMFI; además, participando como colaboradora con otras universidades públicas españolas, realiza un Máster en Historia Contemporánea. Todos estos programas están dirigidos a universitarios que ya están en posesión del título de grado u otro declarado expresamente equivalente.

Además, la UIMP desarrolla enseñanza no reglada o de extensión universitaria en el resto de sus centros docentes (Barcelona, Valencia, Sevilla, Santa Cruz de Tenerife, La Coruña, Cuenca, La Línea de la Concepción y Pirineos) en distintos momentos del calendario académico.

Historia

1908 – 1936

En enero de 1908, el Ayuntamiento de Santander acuerda donar a S.M. el Rey Alfonso XIII la península de la Magdalena y construir por suscripción popular un Palacio Real. 

Para la elección del proyecto arquitectónico del edificio, el Ayuntamiento convocó un concurso que ganaron los santanderinos Gonzalo Bringas y Javier González Riancho. El 4 de agosto de 1913, los Reyes tomaron posesión del Palacio, amueblado y decorado bajo la dirección de la Reina, Doña Victoria Eugenia.
En los veranos del período 1933-36, se desarrolló en el Palacio un amplio número de cursos sobre los temas mas relevantes de la época, así como sobre lengua y literatura españolas para extranjeros
Durante 17 años, el Palacio fue residencia veraniega de los Reyes.

Tras la proclamación de la II República, en abril de 1931, el Palacio permaneció cerrado. Al año siguiente, el Gobierno aprobó, a propuesta del ministro de Instrucción Pública, Fernando de los Ríos, el decreto por el que se creó la Universidad Internacional de Verano de Santander, cuyos cursos tendrían por sede a partir de entonces el Palacio de la Magdalena, y de la que fué nombrado Rector el historiador y filólogo Ramón Menéndez Pidal. Por el mismo decreto se nombró Secretario General al poeta y profesor Pedro Salinas, verdadero inspirador de esta nueva y singular institución universitaria. 

En los veranos del período 1933-36, se desarrolló en el Palacio un amplio número de cursos sobre los temas mas relevantes de la época, así como sobre lengua y literatura españolas para extranjeros que desde 1926 habían sido impartidos por la Sociedad Menéndez Pelayo y los del Instituto Médico para postgraduados que tuvieron como escenario la Casa Salud de Valdecilla.

1945 – 1974

Interrumpidas las actividades de la Universidad Internacional por la Guerra Civil, en el verano de 1938 el ministerio de Educación Nacional confió a la Sociedad Menéndez Pelayo la organización de cursos de lengua y literatura para extranjeros. Y en noviembre de 1945, el Gobierno, a instancias del ministro de Educación Nacional, José Ibáñez Martín, aprobó un decreto por el que se creó la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander, con sede en el antiguo Hospital de San Rafael. La nueva institución inició sus tareas en 1947, principalmente en el Seminario diocesano de Monte Corbán, aunque también en otros centros educativos de la ciudad. 

En el verano de 1949, la Universidad volvió a tener como sede principal el Palacio de la Magdalena, por graciosa concesión de S.A. Real el Conde de Barcelona, Don Juan de Borbón.
Interrumpidas las actividades de la Universidad Internacional por la Guerra Civil, en el verano de 1938 el ministerio de Educación Nacional confió a la Sociedad Menéndez Pelayo la organización de cursos de lengua y literatura para extranjeros.

Su primer rector fué Ciriaco Pérez Bustamante, quien mantuvo las tres grandes actividades académicas de la Universidad: los cursos de problemas contemporáneos y de humanidades, los de lengua y literatura para extranjeros, y los de ciencias médicas en la Casa de Salud Valdecilla. 

Tres nombres -Pedro Laín Entralgo, Rafael Lapesa, Emilio Díaz Caneja- encabezaron y reflejaron la calidad intelectual y científica de la extensa nómina de los profesores que ejerció su magisterio en los distintos cursos –cada vez mas diversificados y especializados- que fueron configurando el programa general de la institución educativa. 

Dado el constante crecimiento de las actividades de la Universidad, se hizo necesaria la creación de un campus universitario en Las Llamas, con edificios dotados tanto de aulas para la docencia como de servicios de acogida y residencia para los estudiantes extranjeros que siguieron los cursos de lengua, literatura y cultura españolas, y para los alumnos matriculados en los cursos de humanidades. Al profesor Pérez Bustamante, le sucedió en 1968 Florentino Pérez Embid como Rector de la Universidad.

1975 – 1982

En este periodo la UIMP (siglas que se fueron consolidando con el paso del tiempo como acrónimo de la Universidad) estuvo regida por Francisco Ynduráin (1974-1980) y por Raúl Morodo (1980-1983). Ocho años en los que la Universidad se afirmó como una notable empresa de educación superior, capaz de superar los cambios producidos en la vida española en una compleja época de transición política. Una auténtica “isla de libertad”, como la definió un poeta y profesor universitario, que conoció bien esta Universidad.

Ocho años en los que la Universidad se afirmó como una notable empresa de educación superior, capaz de superar los cambios producidos en la vida española en una compleja época de transición política.

El culto y el respeto a los saberes humanísticos y científicos se consideraron como la razón de ser de una institución que, desde el primer momento, tuvo como objetivo “satisfacer dos necesidades igualmente apetecibles e indispensables para una formación cultural moderna: atención a los requerimientos humanos universales que deben suscitarse en toda conciencia sensible, y destreza en el esclarecimiento de problemas técnicos minuciosamente delimitados y que representan un avance positivo en una especial disciplina”.

Año tras año fue aumentando el número y especialización de los cursos programados, en un afán de atender tanto las novedades aparecidas en los distintos campos de las ciencias sociales, humanísticas, experimentales y tecnológicas, como los requerimientos y expectativas de los alumnos de las distintas Facultades universitarias. 

Asimismo se extendieron las actividades culturales de música, teatro, recitales poéticos, cine, etc., paralelas a los grandes festivales de la Plaza Porticada y especialmente apreciadas por los estudiantes extranjeros. A su vez la fundación de la Universidad de Cantabria (1972) facilitó el mayor aprovechamiento de los edificios del campus de Las Llamas, al ser compartidos y utilizados todo el año por las dos instituciones universitarias.

1983 – 2006

Un periodo extenso en el tiempo e intenso en el quehacer de la Universidad. Sus Rectores a lo largo del mismo fueron los profesores Santiago Roldán (1983-1989), Ernest Lluch (1989–1995), José Luís García Delgado (1995-2004), Luciano Parejo Alfonso (2005-2006), y Salvador Ordóñez Delgado, nombrado en noviembre de 2006. 

En estos veinte largos años, la UIMP ha desarrollado sus actividades no sólo en Santander, su sede natural, sino en otras siete ciudades, con cursos de más corta duración y en la mayor parte de los casos, de carácter monográfico.
En estos veinte largos años, la UIMP ha desarrollado sus actividades no sólo en Santander, su sede natural, sino en otras siete ciudades, con cursos de más corta duración y en la mayor parte de los casos, de carácter monográfico.

Con el paso de los años, la Universidad Internacional Menéndez Pelayo ha ido afirmando su prestigio e identidad, como lo testimonia el hecho de que en los últimos veranos se hayan celebrado en Santander cada año 134 cursos. 

En los últimos años el programa general de la Universidad ha incorporado los Cursos Magistrales a cargo de un solo profesor y las clases impartidas en Escuelas de Antropología Social, Ingeniería de los materiales, Filosofía de la Ciencia, Biología Molecular, Teología, Nutrición, Neurología, Neurociencias, Psicología, etc., en las que participan relevantes profesores. 

Otras importantes tareas educativas son los Cursos de Lengua y Cultura españolas, los de Formación del Profesorado, los Seminarios, los Talleres, los Encuentros… 

Más recientes son otras dos iniciativas: el Aula del Mar “Rector Jordá”, en colaboración con la Universidad de Cantabria y la Autoridad Portuaria de Santander, emplazada en el Faro de la Magdalena; y el Aula Ortega y Gasset de iniciación a los estudios universitarios. Desde 1987, la Universidad patrocina y convoca anualmente el “Premio Internacional Menéndez Pelayo”, instituido gracias al mecenazgo del santanderino-mexicano, Eulalio Ferrer.

Página oficial: http://www.uimp.es/

Foto de la universidad, video promocional y mapa.


Ver mapa más grande


have_posts()) : $recent->the_post();?>